Uyuni oro blanco se localiza en uno de los lugares más increíbles del planeta y en tierras sudamericanas, miles de turistas llegan cada año a este sitio para conocer al llamado espejo del mundo debido a su constitución.

uyuni-oro-blanco-2

El oro blanco y el futuro energético

Uyuni: Oro blanco que brilla desde el espacio sideral

El Salar de Uyuni oro blanco es el desierto de sal más grande del mundo abarcando unos 10. 582 km² y también el más alto encontrado hasta ahora con 3.663 metros de altitud. Esta maravilla natural se localiza en la zona altiplánica correspondiente a la gran cordillera andina, específicamente, en la provincia Daniel Campos en Bolivia.

Es un lugar rico en potasio, magnesio y boro, además representa una de las reservas de litio más grandes e importantes de todo el planeta. Antiguamente, el salar era un lago llamado Minchin, unos 40.000 años atrás.

Con el tiempo, se cree que hace aproximadamente 11.000 años se convirtió en el lago Tauca, igualmente originado en el Altiplano. El pasar de los años llevó a que estos lagos se fueran convirtiendo en otros de menor extensión, hasta finalmente dar paso al Salar de Uyuni.

Al ser un lugar tan majestuoso y como la mayoría de los sitios históricos latinoamericanos, el salar cuenta con su propia leyenda. Con ella se explica de una manera pintoresca como pudo haber sido la formación de Uyuni oro blanco.

Leyenda del volcán Tunupa

Cuenta la leyenda que hace miles de años los volcanes que formaban parte del Altiplano, tenían la capacidad de caminar y trasladarse por sus propios medios. Entre tantos volcanes solo uno era femenino y ese era Tunupa, quien por obvias razones era deseada por sus compañeros.

Un día Tunupa descubrió que estaba embarazada y tuvo un pequeño volcán, para sorpresa de todos. Como no se sabía quién era el padre, los volcanes se interesaron en autoproclamarse padres del niño, pasando toda la noche en discusión unos con otros.

Tomaron la decisión de separar a madre e hijo, escondiendo al pequeño volcán en la zona de Colchani. Como consecuencia de esto, los dioses decepcionados por la actitud de los volcanes, decidieron que ya no podrían moverse, ni hablar, ni verse unos con otros.

Al quedar prácticamente clavados en el suelo, Tunupa no tuvo la oportunidad de  encontrar a su pequeño. De hecho, este volcán no se enteró de que su hijo se encontraba desamparado en algún lugar de Colchani y también lamentaba la pérdida de su madre.

La leyenda dice que Tunupa lloraba por su hijo y al hacerlo derramada la leche con la que debería alimentarlo. Esto ocasionó que la tierra cercana al volcán se cubriera de un tono blanquecino y de un sabor salado.

De esta manera es como los antiguos habitantes de la zona intentan explicar la formación del Salar de Uyuni y su oro blanco, una historia que ha pasado de generación en generación gracias a la tradición oral.

Para conocer otros datos fascinantes del mundo, ingresa en el siguiente artículo y descubre a Finlandia país más feliz, todo lo que puedes encontrar en él y lo que lo hace merecedor de semejante título.

¿De dónde proviene el Uyuni oro blanco?

Aunque todavía no se ha comprobado con exactitud la cantidad de litio que se mantiene en el salar, se cree que puede ser por mucho la mayor reserva de este elemento en el mundo. Es el litio precisamente el elemento químico que ha pasado a ser considerado como oro blanco.

La gran característica del litio es que es el metal más liviano que se conoce hasta ahora y posee una gran capacidad para la conducción de calor y electricidad, de allí su importancia. Actualmente, este elemento es implementado en la producción de baterías para dispositivos móviles, laptops, cámaras digitales y autos eléctricos.

Este metal también se puede mezclar con el aluminio y el magnesio gracias a la aleación, para obtener productos de mayor resistencia que pueden ser empleados en la fabricación de chalecos antibalas. Los productos con litio y aluminio son utilizados en áreas como la aeronáutica o la construcción de trenes.

El litio también es un aliado de la industria farmacéutica, específicamente, en esos medicamentos que se fabrican orientados hacia las personas con trastornos mentales del tipo manía y maníaco-depresivo. Con el óxido de litio se pueden obtener productos que se emplean de forma cotidiana en los hogares del mundo como un vaso o elementos vidriados.

Por su parte, el cloruro de litio forma parte de los aires acondicionados que se instalan en las casas, oficinas o tiendas. También está incluido en los procesos de secado industrial que se realizan en las grandes fábricas.

El apodo de oro blanco nace del incremento en la demanda de litio que ha venido teniendo lugar durante los últimos años debido a todos sus beneficios. Por esto el Salar de Uyuni podría convertir a Bolivia en una potencia mundial en cuanto a energía, debido a los pocos yacimientos que existen.

Curiosidades del Salar de Uyuni

  • El Uyuni oro blanco logró llamar la atención del mismísimo Neil Armstrong desde su misión en el espacio, considerándolo como una especie de espejo resplandeciente pero creyendo que era un glaciar. Tiempo después el astronauta visitaría el salar para conocer el sitio que lo cautivó.
  • Las momias de Coquesa son otro atractivo del lugar y se encuentran en la cueva en la que además de estos cinco ejemplares restantes, se encontraron otras tres mil momias. La ropa, cabello, piel y uñas se encuentran relativamente en buen estado.
  • Otro dato importante de Uyuni es que esta zona fue la primera que recorrió un tren en territorio Boliviano, conectando con la región chilena de Antofagasta, hace más de cien años. Lo que en su momento fue una vía para la exportación de plata, hoy es una especie de exhibición de trenes abandonados.
  • En la Isla Incahuasi en el Salar de Uyuni, se mantienen unos cactus de gran tamaño que se estima han sobrevivido miles de años.
  • La escena final de Star Wars: El último Jedi, fue grabada en el Uyuni oro blanco, identificándolo como el planeta Crait en la película.