Reflexiones de ánimo cristianas que debes ver

La vida es una serie de altibajos, sentimentales, no obstante Dios nos llama a ser como los árboles plantados con un rio, cuya seguridad facilita que sus hojas no caigan sin importar las inclemencias el tiempo.

En esta ocasión, deseamos compartirte Reflexiones Cristianas Cortas de Ánimo, con el objetivo de que cobres fuerzas y recuerdes que nuestro Dios ha vencido al planeta y a sus adversidades.

Esperamos en Cristo que consigas sentir ese refrigerio primordial del espíritu Santo en tu vida, y oramos para que Dios aliente tu corazón y vivifique tus fuerzas.

Reflexiones Cristianas Cortas de Ánimo.

Cuando pasamos por instantes de desánimo y aflicción, sentimos que jamás vamos a poder salir de ahí.

Por suerte, Dios en su sin limites misericordia, siempre trae expresiones de aliento y reflecciones en su palabra que nos asisten a levantarnos, solo debemos tener un corazón dispuesto a Él y próximamente pasaremos esos instantes difíciles.

La Luz de tu Mundo.

[asap_note radius=»10″ color_bg=»#ffffc1″ color_text=»#181818″ position=»center» margin=»10″ padding=»10″]“Tú, SEÑOR, mantienes mi lámpara encendida;
Tú, Dios mío, iluminas mis tinieblas”
Salmo18.28 NVI[/asap_note]

Probablemente tú además hayas pasado esos instantes terribles donde sientes que caes en un abismo sin fondo: el pasillo de un hospital, el último hasta pronto en un frío cementerio, el vencimiento de tu hipoteca, la decepción amorosa, la traición.

En esos instantes nuestro corazón se derrite dentro de nosotros como cera, de la misma forma que lo expresa el salmista y no somos capaces de reflexionar nada, no obstante, en esos instantes debemos aferrarnos a la palabra de Dios y repetirla y creerla, debemos poner nuestra mirada en la luz de nuestras vidas, porque sin el abismo nos consumirá.

También te puede interesar  Oración para desesperar a un hombre en minutos

Probablemente digas, es simple decirlo, pero te puedo asegurar que ninguna persona que busca a Dos en los instantes de aflicción angustia y desanimo, es echado a un lado, ya que Dios mantiene nuestra lámpara encendida, por eso confiadamente, aun sin fuerzas, siempre da un giro tu mirada, y busca su luz.

Dios va a cumplir su Propósito en Ti.

[asap_note radius=»10″ color_bg=»#ffffc1″ color_text=»#181818″ position=»center» margin=»10″ padding=»10″]“Pero tú me sacaste del vientre materno;
Me hiciste descansar confiado
En el regazo de mi madre.
Fui puesto a tu cuidado
Desde antes de nacer;
Desde el vientre de mi madre
Mi Dios eres tú”.
Salmo 22.9-10 NVI[/asap_note]

Algunas veces las situaciones nos abruman a tal modo que básicamente olvidamos quienes somos para Dios y de dónde venimos.

Es por eso, que debemos hacernos acordar a nosotros que Dios tiene un espectacular propósito con nuestras vidas y que algún situación o bajo es pasajero, frente a el hermoso propósito eterno de Aquel que nos amó, y nos eligió aun cuando no habíamos nacido.

Cuando sabes que Todo va a estar bien.

[asap_note radius=»10″ color_bg=»#ffffc1″ color_text=»#181818″ position=»center» margin=»10″ padding=»10″]“Pero de una cosa estoy seguro:
He de ver la amabilidad del SEÑOR
En esta tierra de los vivientes.
Pon tu promesa en el SEÑOR;
Ten valor, cobra Arrojo;
¡Pon tu promesa en el SEÑOR!”
Salmo 27.13-14 NVI[/asap_note]

No es semejante entra en la más tenebrosa oscuridad sin entender que va a ocurrir, a ingresar sabiendo que el objetivo sea algo positivo, de igual modo debemos reflexionar cuando el desánimo, la tristeza y la frialdad se apoderen de nosotros.

En la mitad de nuestras situaciones terribles, debemos acordarse en quien hemos creído y cuál es nuestra fe, solo de esta forma vamos a poder cobrar arrojo, ya que nuestro Dios, que es nuestra promesa, no nos abandonará, sino que cada circunstancia que afrontemos dejará que Él se manifieste y glorifique en nuestras vidas.

También te puede interesar  ¿Cómo conectarse a una impresora en red?

Nada es más importante que Dios.

[asap_note radius=»10″ color_bg=»#ffffc1″ color_text=»#181818″ position=»center» margin=»10″ padding=»10″]“Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza,
Nuestra asistencia segura en instantes de angustia.
Por eso, no temeremos
Aunque se desmorone la tierra
Y las montañas se hundan en el fondo del mar”
Salmo 46.1-2 NVI[/asap_note]

Debemos comprender que Dios es todo poderoso, que es omnipotente, que es nuestro guerrero, que nos configuró desde el vientre de nuestra madre y que tiene un plan para nosotros, que su amor es eterno y nos sigue a donde desee que hayamos ido.

Que sus pensamientos para nosotros son superiores que inclusive nuestros chicos proyectos, que aunque nuestra cabeza se queda atrapada en lo finito y pasajero de la vida, su propósito para nosotros es eterno, y que completamente nada en este planeta es más importante que Él, entonces, debemos estar confiado, ya que ese es el Dios en el que hemos creído.

5/5 - (14 votos)