El fenómeno del lago explosivo es considerado como parte del grupo de desastres naturales que pueden ocurrir en la tierra, específicamente, en un lago en el que se presenten las condiciones adecuadas para tal evento.

fenomeno-del-lago-explosivo-2

Un fenómeno que ya ha ocurrido en Camerún

Fenómeno del lago explosivo o erupción límnica

El fenómeno del lago explosivo o erupción límnica es un curioso evento natural, perteneciente al grupo de desastres junto a los terremotos o deslizamientos de tierra, entre otros. En una erupción límnica, el dióxido de carbono se va acumulando en un lago hasta erupcionar de forma imprevista.

Estos gases liberados luego de la erupción, tienden a afectar al oxígeno respirado por los humanos y animales que se encuentran cerca, hasta el punto de llegar a asfixiarse. Este fenómeno del lago explosivo es capaz de producir tsunamis gracias al dióxido de carbono (CO2) que se va liberando hacia la superficie.

Las excesivas concentraciones de CO2, un fondo frío, las capas que dividen los sedimentos y presentan distintos niveles de dióxido de carbono (saturación) o que el lago se encuentre próximo a una zona volcánica, son alguna de las razones por las que se da este fenómeno.

Para seguir descubriendo eventos fantásticos e intrigantes como este, ingresa en el siguiente enlace que te llevará directamente hacia un artículo muy interesante como los es: Shanay-timpishka el rio que hierve.

Causas del fenómeno del lago explosivo

El componente indispensable para que un lago se convierta en explosivo es el dióxido de carbono o CO2, de acuerdo a las experiencias previas y los estudios realizados. Este gas tiene que estar concentrado en el sitio y además, existir grandes cantidades o lo que es lo mismo, una alta concentración.

Se cree que este CO2 proviene del gas volcánico que se libera directamente en el lago. El gas se va disolviendo en el agua a una manera relativamente rápida gracias a ese fondo frío que ejerce una gran presión sobre él.

No olvidemos que cuanto mayor sea la profundidad del lago, mayor será la presión a la que estará sometido el dióxido de carbono liberado. El papel que cumple la presión en este tipo de eventos naturales es fundamental para que tenga lugar la erupción límnica.

Cuando el CO2 se encuentra saturado en las aguas del lago, se convierte en un gas muy inestable, llegando a un estado peligroso. Después de esto solo se necesita un elemento que potencie la capacidad del gas y funcione como desencadenante del desastre y por ende, de la explosión.

Los aluviones (descomposición de rocas, arena, arcilla, entre otros), una tormenta, un terremoto o una erupción volcánica, son los desencadenantes más comunes. Lo que estos elementos provocan es la ascensión del agua concentrada hasta la superficie, dando paso a la aparición de burbujas y al incremento de la flotabilidad de la propia agua dentro del fluido.

Entonces se crea una especie de columna de CO2, donde el agua del lago saldrá a la superficie por un proceso conocido como succión, despojándose del dióxido de carbono. Este suceso explosivo o de erupción, traslada el CO2 del agua hacia el aire, al mismo tiempo que provoca movimientos en el líquido, apto para generar un tsunami.

Un fenómeno atípico

Los motivos por los cuales la erupción límnica no es un evento común tienen que ver con la concentración de CO2 que deben alcanzar los lagos para poder iniciar y desarrollar este evento. Es necesario que la temperatura del lago sea constante, es decir, que no varíe, ya que al hacerlo el dióxido solo saldrá a la superficie paulatinamente sin producirse la erupción.

Otro factor importante que ya se ha mencionado, es el hecho de que existe una relación entre la profundidad y la presión del lago. Los lagos menos profundos no pueden mantener la saturación de CO2 necesaria para el fenómeno del lago explosivo en sus sedimentos profundos.

En resumen, para que se de este desastre natural en algún lago del planeta, este tiene que cumplir con ciertas características como mantener una temperatura estable, ser profundo, estar cerca de una zona volcánica y ser tropical. Estas son las características comunes de los sitios en donde se ha producido la erupción, sin embargo, esto también podría darse en lagos artificiales.

¿Dónde ha tenido lugar la erupción límnica?

Aunque pocas veces se ha visto el fenómeno del lago explosivo, si existen registros de dos casos específicos en los que se ha podido comprobar este hecho. El primero tuvo lugar en Camerún, específicamente en el lago Monoun, en el año 1984; en este evento perdieron la vida 37 personas que se encontraban cerca del lugar de los acontecimientos y se asfixiaron debido a los gases.

El segundo caso registrado se dio en el lago Nyos, también en Camerún, justo dos años después del primer evento (1986), en donde perdieron la vida más de mil setecientas personas igualmente debido a la asfixia causada por los gases. En esta ocasión fueron ochenta millones de metros cúbicos de dióxido de carbono los que fueron liberados hacia el aire.

El lago Kivu se encuentra entre el territorio de la República Democrática del Congo y el de Ruanda, además se ha comprobado que posee grandes concentraciones de dióxido de carbono disuelto. De hecho los estudios arrojaron que cada mil años se da un intrigante acontecimiento en el que los seres vivos que habitan en el lago mueren y la vegetación se pasa hacia el fondo frío.

La preocupación de los especialista por lo que ocurre en este lago es muchísimo más grande que en los casos anteriores, ya que abarca una mayor extensión de territorio que el lago Nyos y tiene hasta a más dos millones de habitantes en sus alrededores.

Si bien todavía no ha alcanzado las altas concentraciones necesarias para el fenómeno del lago explosivo, se encuentra próximo al monte Nyiragongo y en un área catalogada como sísmica.

Por otra parte, en el año 2016 se descubrió que en Huelva, España, hay un lago artificial que contienen grandes cantidades de CO2, debido a la actividad minera que se realizaba en el lugar anteriormente. La posible solución que han encontrado los científicos ante tales eventos, es la desgasificación de los lagos.