Cada proyectil que existe en el mundo posee una velocidad especifica al salir del arma, pero ¿A que velocidad viaja la bala?, ¿Todas suenan igual?, ¿tiene algo que ver la posición en que se ponga el arma? Estas son solo alguna de las preguntas que muchas personas se hacen sobre este tema, y que te invitamos a responder enseguida.

¿A que velocidad viaja la bala? Te sorprenderá la respuesta

Para poder establecer la velocidad que posee una bala al salir del arma, es necesario una cámara de alta velocidad, así como distintos ensayos balísticos para establecer una cantidad exacta.

Hoy en día, estas balas pueden encontrarse entre los 300 a 1.000 m/s, según la longitud del cañón, ángulo de disparo, calibre, temperatura del aire, cantidad de pólvora o si se encuentran huecas las cargas, entre otros factores pudiendo alcanzar una velocidad de hasta los 5 km/s.

Sin embargo, las balas promedio poseen una velocidad máxima de 760 Mbps al ser expulsadas por el cañón, perdiendo eventualmente impulso a causa de la resistencia del aire. Entre las seis balas con mayor alcance, se encuentran:

  • .30-06 Springfield:  puede alcanzar  hasta 5675 Yardas.
  • .223 Remington: lleva a 3875 yardas.
  • 44 Magnum Revolver: viaja a una velocidad de 2500 yardas.
  • 9mm Luger: puede alcanzar los 2400 yardas.
  • .22 Long Rifle: en cuestión de segundos puede lograr llagar a 2000 yardas.
  • 45 Automatic Colt Pistol: logra 1800 yardas.

Es importante tener en cuenta, que un rifle o arma de francotirador varia la velocidad en que sale la bala, ya que hay distintos tipos de armas en el mercado y cada uno tiene sus propias características. La bala es parte fundamental del cartucho de municiones que se encuentra dentro del arma.

¿Cuáles son los tipos de municiones que existen?

Antes que nada, es importante que tengamos en cuenta, que una munición es un pequeño objeto solido con forma de proyectil, el cual es impulsado rectilíneamente debido a la concentración de energía química generada por el mecanismo del arma. La dirección del proyectil antes de salir es rectificado por el tubo solido o cañón del arma, evitando daño o lesiones deliberadas a los objetos ubicados en la trayectoria.

Cada una de estas municiones dependen del tipo de arma donde se coloquen, por lo que se clasifican en tres tipos distintos: munición para armas ligeras, munición para artillería y munición antiblindaje.

Munición para armas de artillería

Se trata de un proyectil y cartucho con pólvora sin humo, el cual puede presentarse en ciertas ocasiones por separado para grandes piezas. Estos proyectiles suelen ser más pequeños que el tubo y lleva una o varias líneas del calibre correcto, las cuales se mantienen en contacto con el cañón al momento del disparo.

Entre las municiones para artillería se encuentra las fragmentarias antipersonales y las de alto poder explosivo, las cuales son empleadas generalmente en el área militar.

Munición diseñadas para armas ligeras

Las municiones de este calibre se expresan en pulgadas, las armas portátiles en milésimas o centésimas al lado derecho del punto, referidos al diámetro que posee el proyectil lanzado por la munición, por ejemplo, calibre 44 es 0.44 pulgadas. Además, se puede observar distintas versiones del mismo calibre, con diferentes nomenclaturas.

Uno de los más populares es el calibre .30, empleado en caza y por militares, este cuenta con distintas versiones: 30-30 indica el peso de la pólvora que posee el cartucho, 30-06 mientras el año de invención que posee ese calibre .30. Otra forma en que los fabricantes identifican estas municiones es .44 Smith & Wesson, es decir, calibre .44 creador o fabricante Smith & Wesson.

Este tipo de municiones se dividen en dos: las supersónicas y subsónica, esta última son balas que atraviesan limpiamente el cuerpo u objeto, dejando daños considerables en los órganos cercanos a la herida, debido a la explosión sónica que posee la velocidad supersónica.

En el caso de las municiones subsónicas pueden ser inútiles para atravesar chalecos antibalas, a diferencia de las supersónicas que pueden atravesar varios chalecos al mismo tiempo.

Munición especiales anti-blindados

Cuando hablamos de blindados, nos referimos a distintos vehículos u objetos resistentes a las municiones tradicionales, por lo que se han diseñado unos proyectiles especiales para distintos cañones o artillerías para atacarlos y destruirlos. Son empleados únicamente por el área militar, siendo una de las municiones más cuidadas del mundo.

a-que-velocidad-viaja-la-bala-2

Interior de las balas

¿Cuál es la velocidad que obtiene una bala de 9 mm al ser disparada?

Como dijimos anteriormente, una de las balas más empleadas en la actualidad es la 9 mm, por lo que es importante saber que puede viajar a 1500 pies por segundo, cubriendo hasta 2500 yardas máximo de distancia. Aunque según la Asociación Nacional del Rifle (NRA) indica que una 9mm viaja por lo general hasta 1.2 millas.

¿Una bala pierde velocidad al ser disparada hacia el cielo?

Una bala de cualquier calibre disparada al aire resulta ser uno de los hechos más peligrosos, debido a que como indica Isaac Newton en su Ley sobre la Gravedad del físico, «todo lo que sube, debe bajar».

Partiendo de esto, supongamos que un policía lanza un tiro al aire como advertencia para que unos ladrones se detengan, el cual cuenta con muchos años en la práctica, un arma calibre .22, un pulso estable y no existe la mínima brisa en el lugar.

Sabiendo cada una de estas características relacionadas al suceso, y que el casquillo es capaz de alcanzar los 330 m/s luego de ser detonado. Al disparar el arma hacia arriba, la bala perderá velocidad cuando ascienda, debido a la atracción gravitatoria que posee la tierra ralentizando a 9.8 m/s por segundo la bala.

Luego de aplicar las ecuaciones de tiro parabólico que los especialistas utilizan, se puede indicar que la bala obtiene una velocidad de 5.550 metros de altura. Cuando supera medida, inmediatamente comenzara a descender hacia el suelo pudiendo llegar a una velocidad de 22.17 m/s, a unos 80 kilómetros por hora.

Por otro lado, los especialistas han logrado explicar que las balas cuando llegan al punto muerto antes de comenzar el descenso, suelen desviarse algunos centímetros o metros, según el ángulo en que son disparadas, siendo casi imposible que la bala regrese a al mismo punto donde salió. Te invitamos a conocer más sobre aspectos curiosos del planeta, como ¿por qué las hormigas no se hunden?